Javi Campo

Ave María III.- Donizetti

El Ave María, también conocida con ese mismo nombre en latín, es la oración de referencia a la Virgen María. Junto al Padre Nuestro, es una de las pocas oraciones conocidas por todos los católicos y rezada en todos los idiomas. Cuando queremos agradecer o invocar a la Virgen la recitamos de memoria porque es la primera oración que nos viene a la mente.

Si alguien de los que tienen la amabilidad de leerme profesa otra religión que no sea la cristiana o simplemente no cree en la Virgen María, le sugiero que conecte con la divinidad en la que cada uno crea y bajo la que cada cual se sienta más protegido, y que eso sea el sentimiento que proyecten… porque creas o no en ella, tanto si lo interpretas como si simplemente lo escuchas, debes de sentirla muy adentro, debes de buscar la conexión con lo que el compositor quiso transmitir y, estoy convencido, que no hay un solo AVE MARÍA que no te remueva algo por dentro.

Hoy traigo aquí el Ave María del compositor italiano Gaetano Donizetti que fue un compositor prolífico, escribiendo óperas cómicas y serias, así como música vocal en solitario. A lo largo de su carrera luchó con los poderosos censores italianos para poner sus obras en escena. Dos de sus comedias más conocidas, L’elisir d’amore (1832) y Don Pasquale (1843), son consideradas obras maestras de la ópera cómica y continúan ocupando su lugar en el repertorio interpretativo estándar. Quizás su ópera seria más famosa es Lucia di Lammermoor (1835), aunque Anna Bolena ha disfrutado de un éxito considerable en este siglo a través de los esfuerzos de artistas como Maria Callas y Joan Sutherland. Donizetti conocía bien a los mejores cantantes de su época, y creó muchos de los papeles en sus óperas por sus talentos vocales específicos. Su estilo compositivo resultó influyente para los futuros compositores de ópera italianos, especialmente Verdi. No es de extrañar su éxito en vida si observamos la fuerza musical y dramática que transmiten todas sus obras.

Terminó sesenta y cuatro óperas, a las que hemos de añadir varias versiones nuevas de óperas preexistentes y es también autor de un inmenso corpus de música sacra, de otro más inmenso aún de música vocal con acompañamiento instrumental y de numerosas obras orquestales, camerísticas y pianísticas. Entre todas ellas este Ave María del que hay que disfrutar oyéndolo varias veces en esta versión de la soprano Ingrid Kertesi acompañada por el Coro de la Ópera húngara y la Orquesta «Camerata» de Budapest.

Donizetti era un hombre amable y sincero, que apoyaba a sus compañeros compositores y otros artistas, y leal a su mentor Mayr. Desafortunadamente, soportó una gran tragedia en su vida personal. Donizetti y su esposa Virginia Vasselli  tuvieron tres hijos, ninguno de los cuales sobrevivió. Sus padres murieron a mediados de la década de 1830. Un año después de la muerte de sus padres, su esposa sucumbió a una epidemia de cólera. El propio Donizetti sufría de sífilis cerebro-espinal. Amigos en Bérgamo finalmente hicieron arreglos para que Donizetti fuera llevado de regreso a su ciudad natal, Bérgamo, donde permaneció en el palacio de la baronesa Scotti hasta su muerte en 1848.

Kertesi Ingrid – Donizetti: Ave Maria – YouTube

 

 

 

Javi

Javi

Sobre mí

«El que haya elegido Getxo para vivir, siempre tendrá la sensación de haber elegido bien».

Últimos post

Sígueme en redes