Javi Campo

Coro U.P.V.-E.H.U.

El Coro U.P.V.-E.H.U. dirigido por Enrique Azurza en la Catedral bilbaína de Santiago en concierto celebrado el 23/3/2012. Un concierto que vuelvo a oír cada cierto tiempo a pesar de los años transcurridos y siempre le encuentro un matiz nuevo. Sirva este video como recuerdo a los que ya se han ido, Mª Asun, Claudio,...

Nunca me ha gustado cantar solo. Quizá porque no me atrae que se centre la atención en mí o quizá porque no estoy seguro de mis cualidades vocales. Desde niño en que con 8 años me introduje en la Escolanía del Colegio donde estudiaba, he procurado cantar pero arropado por el grupo, mucho más desde que dos insignes músicos como fueron Ruperto Iruarrizaga C.M.F. y Timo de Urrengoetxea me hicieron sendas pruebas como solista y ambos me rechazaron, los dos me dijeron prácticamente lo mismo: Que mi voz empastaba muy bien para cantar a voces pero que me faltaba «algo» para considerarme solista. Y a esto me he atenido durante toda mi vida coral aunque en ocasiones, circunstancialmente, haya cantado como solista. Siempre he sido consciente de que había otros mejores que yo dentro del grupo.

Lo que más he apreciado de los coros en los que he estado y sigo apreciando, es el colectivo. El grupo de personas con las que me he encontrado. Tanto en el «Biotz-Alai» Abesbatza de Voces Graves como en el de la «U.P.V.-E.H.U.» como en el grupo de cámara creado por mí «BBKantuz Korua», así como con los que compartido  Cursos, Cursillos, Cantos Abiertos, Master Class, Congresos, etc…en todos los casos me he encontrado con una gente estupenda con los que mantengo una buena amistad. Los aprecio a todos y espero, por mi comportamiento, que todos me aprecien a mí, no sólo por mi aportación a la colectividad sino, también, como persona.

Cuando, a finales del 2010, acabé con harto sentimiento, mi participación en el «Biotz-Alai» donde había disfrutado de una manera descomunal, mi intención primera fue tomarme un «año sabático coral» y pensar detenidamente hacia dónde dirigir mis pasos pero siempre con el convencimiento de que quería seguir dentro de esa gran familia que es el mundo Coral. No pude.

A los 15 días me encontré por casualidad en Zarautz con Enrique Azurza, a la sazón Director de la Coral de la U.P.V.-E.H.U., con Xabier Sarasola magnífico compositor de obras corales y que había sido mi profesor en los cursos de Dirección Coral a los que había acudido y con Amaia Garmendia, Presidenta en aquel momento de la Confederación de Coros de Euskal Herría. Aquel encuentro inopinado y la oferta que me hizo Enrique de incorporarme a su agrupación después de explicarme los proyectos inmediatos que tenían, me enganchó desde el primer momento. No pude negarme aunque hubo una circunstancia que estuvo a punto de hacerme echar para atrás. La falta de tenores impulsó a Enrique a hacerme la propuesta de cantar en esa cuerda aunque era más que evidente de que mi voz tiende más hacia la de barítono aunque pudiese, en ocasiones, cantar como tenor 2º. Pero, aunque no con mucho entusiasmo, el reto y el cambio que significaba cantar en esa tesitura me impulsó a decirle que sí, que podía contar conmigo…y como tenor. Cómo sufrí por ello pero creo que durante los cinco años que duró mi estancia, cumplí mi cometido.

Pude experimentar un repertorio totalmente distinto, otras experiencias enriquecedoras, mezclarme en una agrupación mixta lo que era algo totalmente nuevo para mí. En todas/os encontré una camaradería excepcional, igual que la que había dejado en el Biotz-Alai.

Con este video, rescatado de un concierto sacro oficiado en la Catedral de Santiago y que a mí me pareció  y me parece magnífico, y que escucho regularmente, he extraído esta obra de mi buen amigo Dante Andreo (cuánto te recuerdo). Quiero dedicárselo especialmente a las dos personas, que yo sepa, que desgraciadamente ya nos han  abandonado u con los que mantenía una relación especial, Mª Asun y Claudio. Va por ellos.

Javi

Javi

Sobre mí

«El que haya elegido Getxo para vivir, siempre tendrá la sensación de haber elegido bien».

Últimos post

Sígueme en redes