Javi Campo

FERIA DEL LIBRO DE MADRID 2021

Hay ocasiones en que la satisfacción por el trabajo que has desarrollado a título individual, supera con creces al dinero que has debido gastar para conseguirlo.

Cuando la Editorial me preguntó si estaría dispuesto a acudir a la Feria del Libro de Madrid 2021, me apresuré a decirles que sí, que deseaba ir. Fui consciente desde el primer momento de que iba hacia lo desconocido, como desconocido soy yo dentro del mundo de las letras, un recién llegado que tampoco sabe hasta qué punto la temática sobre lo que escribo tiene interés para los demás y ni siquiera si lo hace de manera que resulte interesante a los demás.

Pero quería vivir la experiencia, tener la oportunidad de ensayar por unos momentos el que haya alguien que te vea, te mire, que ojee tu libro aunque luego continúe su camino sin hacer el más mínimo comentario. Sabía a ciencia cierta que los gastos iban a ser muy superiores a los ingresos por ventas pero me dije que merecía la pena probar e indagar qué ocurría en la Feria más importante de todo el país. Aunque sólo fuera durante media hora que era el tiempo que nos daba la Editorial para poner mi libro en el escaparate y tratar de venderlo.

Mi libro, aunque se pueda extrapolar a cualquier sitio o lugar porque la historia de las mujeres no escrita hasta el momento es algo universal,  tiene un componente fuertemente local lo que le hace menos interesante para el que no sea vizcaíno, en este caso. Pero las biografías de las personas que relato, con la historia del momento en que vivieron, puede resultar de interés para cualquiera y mi forma de contarlo puede ser agradable para cualquier lector.

Vendí CINCO ejemplares EN MEDIA HORA y me dí por muy satisfecho porque las cinco personas me permitieron darles una pequeña  explicación de lo que se iban a encontrar en su interior y comprendieron perfectamente su contenido y les enganchó. Les estoy muy agradecido porque me hicieron, en medio de la vorágine de gente y escritores, sentirme durante ese ratito, importante y me ayudaron a darme cuenta que se necesitaba que alguien contase esas historias de esas mujeres a las que he sacado del anonimato y exponer sus vidas como punta de lanza de la lucha de la mujer, como género, por la igualdad.

Las colas que había para penetrar en el recinto de la Feria, y las que había en aquellas casetas donde exponían sus libros autores más o menos famosos, me dejaron perplejo porque reflejaban bien a las claras la necesidad que tenía la gente de ganar la batalla al coronavirus saliendo a la calle, relacionándose con los demás, y el gusto que acumulaban por adquirir un ejemplar  de un libro que les sirviese para llenar su tiempo durante los confinamientos que todavía quedaban por hacer. Los autores mediáticos se llevaban el gato al agua, autores como Javier Cercas, Arturo Pérez Reverte, Paz Padilla, Ángel Martín, María Dueñas…No me quejo, todo lo contrario doy las gracias a la Editorial, al público que acudió en masa al recinto de la Feria, a aquellos que se acercaron y me dieron la oportunidad de contarles brevemente mi libro, y por supuesto, a aquellas personas que, sin conocerme ni como persona ni como autor, tomaron la decisión de leer mi libro.

Javi

Javi

Sobre mí

«El que haya elegido Getxo para vivir, siempre tendrá la sensación de haber elegido bien».

Últimos post

Sígueme en redes